Receta de yogur de kéfir

El kéfir es una bebida de leche fermentada cultivada a partir de granos de kéfir. Aunque ahora se ha hecho muy popular, el kéfir se lleva consumiendo desde hace siglos.

Un hongo alto en nutrientes y probióticos, es muy beneficioso para la digestión y la salud intestinal. De hecho muchas personas lo consideran más nutritivo que el yogurt.

Es una rica fuente de calcio, proteínas y vitaminas B, es un probiótico aún más potente que el yogur, protege contra las infecciones, es una excelente fuente de calcio y bajo en lactosa entre otras muchas virtudes.

Vamos a por esta receta tan rica y saludable!.

Ingredientes para hacer yogur de kéfir

>>> Dicen que los nódulos de kéfir te los tiene que regalar alguien que ya tenga, pero hoy en día puedes encontrarlos en alguna tienda de productos ecológicos o en las plataformas de internet, como aquí.

>>> Adapta las cantidades a la capacidad de tu yogurtera

  • IMPORTANTE —>>> Nunca manipules el kéfir con metal (lo contaminaría y sería perjudicial tomarlo a la larga), hazlo con vidrio (mejor), madera o plástico. Con acero inoxidable se puede porque es un metal inerte.
  • 1 litro de leche, a poder ser ecológica
  • 3-4 cucharadas de kéfir
  • 2-3 cucharadas de leche en polvo
  • >> Opcional – para reducir la acidez del kéfir puedes añadir edulcorante al gusto o hacerlo a la hora de consumirlo
  • >> Opcional – 5 gramos de espesante agar agar u otro

Elaboración en yogurtera paso a paso

>>> El resultado dependerá de la calidad del kéfir o si es de agua o de leche. Con la cantidad de kéfir utilizado lo mismo, experimenta hasta que salga a tu gusto.

  1. Pon la leche a calentar en un cazo junto con la leche en polvo. No la dejes hervir.
  2. Si utilizas espesante añádelo también a la leche.
  3. Remueve bien que no queden grumos.
  4. Una vez que haya calentado, aparta del fuego y deja reposar para que temple. Que esté por debajo de los 45ºC.
  5. Cuando haya bajado de temperatura añade el kéfir removiendo suavemente.
  6. Añade la mezcla a los tarritos de yogur o al recipiente donde vayas a hacer la fermentación.
  7. Deja que fermente unas 12 horas.
  8. Cuando acabe, abre la yogurtera y deja que los yogures cojan la temperatura ambiente, entonces ya podrás cerrarlos con sus tapas o papel film y guardar en la nevera.

NOTAS

  • Puedes guardar 1 yogurt para utilizarlo como fermento en la siguiente remesa (como máximo puedes reutilizar 3 veces). Después de esas 3 veces tendrás que poner un nuevo fermento o yogur.
  • No es necesario calentar la leche para hacer yogures, si no lo haces recuerda que el tiempo de fermentación será algo mayor.
  • Si calentamos la leche debemos dejar que baje de los 40-45ºC para no matar las bacterias lácticas de nuestro yogur y quedarnos sin probióticos.

Más recetas de yogures para preparar en casa

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 8 Promedio: 4.3)