Receta de yogur de proteínas

Las proteínas (junto con las grasas y carbohidratos) son unos macronutrientes imprescindibles en nuestra dieta si queremos gozar de una buena salud.

El yogurt casero que se prepara en yogurtera ya contiene una importante cantidad de proteínas: unos 12 gramos cada 200 gramos, frente a los 7-8 gramos de los yogures comerciales, aunque el yogur que más proteínas tiene es el griego con casi el doble.

Las proteínas ayudan a reducir el apetito, a mantener la masa muscular y su crecimiento, son buenas para los huesos: ideal para niños, ancianos y mujeres con la menopausia, impulsan el metabolismo ayudando a quemar grasas, para reducir la presión arterial y el colesterol malo.

También ayudan en la pérdida de peso, la recuperación muscular y para mantener el cuerpo en forma a medida que envejece.

Ingredientes para elaborar yogur proteico

  • 1 litro de leche entera. Puedes experimentar con leche vegetal pero la consistencia será más líquida.
  • 50 gramos de proteínas.
  • 1 yogurt natural o griego (mejor). También puedes hacerlo con yogures de sabores, a tu gusto.

Elaboración en yogurtera paso a paso

  1. Pon la leche a calentar en un cazo a fuego medio. No dejes que hierva.
  2. Cuando la leche esté caliente aparta y deja reposar hasta los 40-45ºC.
  3. Añade las proteínas y el yogur. Bate bien con batidora a ser posible para que no queden grumos.
  4. Pon la mezcla en los vasitos de la yogurtera o en el recipiente (según sea tu modelo).
  5. Selecciona el tiempo de fermentación a 12 horas.
  6. Una vez que finalice la fermentación, deja reposar los yogures hasta que estén a temperatura ambiente.
  7. Después tápalos con sus tapas o con papel film y mételos en la nevera.

NOTAS

  • A la hora de consumirlos prueba a añadir frutos secos, cereales o fruta con un poco de miel, son espectaculares.
  • Se pueden consumir en un plazo máximo de 8-10 días.
  • Puedes guardar 1 yogurt para utilizarlo como fermento en la siguiente remesa (como máximo puedes reutilizar 3 veces). Después de esas 3 veces tendrás que poner un nuevo fermento o yogur.
  • No es necesario calentar la leche para hacer yogures, si no lo haces recuerda que el tiempo de fermentación será algo mayor.
  • Si calentamos la leche debemos dejar que baje de los 40-45ºC para no matar las bacterias lácticas de nuestro yogur y quedarnos sin probióticos.

Te puede interesar: Descubre cómo hacer yogur griego casero con yogurtera

Más recetas de yogures para preparar en casa

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 11 Promedio: 4.2)