Recetas de yogures en yogurtera

El yogurt es un producto lácteo, elaborado mediante la fermentación de la leche con un cultivo de yogur.

Es un alimento rico en nutrientes y bajo en calorías, repleto de proteínas. Sin embargo, la mayoría de los productos lácteos (que no yogures) que encontramos hoy en día en los supermercados, están llenos de azúcar, edulcorantes artificiales y otros ingredientes nada saludables para nosotros.

Lo mejor, si queremos disfrutar de un delicioso yogurt y además beneficiarnos de todas sus propiedades y sus maravillosos probióticos, es hacerlos en casa con una buena yogurtera con los ingredientes que elegimos y cuidando de que los lactobacilos no mueran en el proceso.

Aquí te traemos la receta básica para hacer yogures en yogurtera. Encontrarás muchas más recetas abajo.

Receta de yogur en yogurtera: ingredientes

>>> Adapta las cantidades a la capacidad de tu yogurtera.

  • 1 litro de leche, si es entera y fresca, mejor. También puedes utilizar leche desnatada, semi o vegetal. Si no utilizas leche entera, la consistencia del yogurt quedará más líquida, si te gusta así perfecto, sino puedes añadir algún espesante como el agar agar (1 o 2 cucharaditas).
  • 1 yogur natural o fermento (las cantidades que indique el fabricante por cada litro).
  • >> Opcional –> edulcorante al gusto. Puede ser panela, azúcar de coco, de caña, etc. También lo puedes añadir a la hora de consumirlo.
  • >> Opcional –> 1 o 2 cucharaditas de leche en polvo para una consistencia más cremosa.

Preparación en yogurtera paso a paso

  1. Pon la leche a calentar en un cazo. Si decides poner espesante añádelo también para que se disuelva bien.
  2. Una vez calentada la leche, aparta del fuego y deja que repose unos minutos. Tiene que bajar de los 40-45ºC antes de poder añadir el yogur o fermento.
  3. Cuando haya bajado de temperatura añadimos el yogur o fermento y removemos bien, que no queden grumos.
  4. Reparte la mezcla entre los vasitos o el recipiente donde vayas a fermentar el yogur.
  5. Deja que fermente entre 8-12 horas.
  6. Cuando termine, abre la yogurtera y deja que el yogur enfríe a temperatura ambiente.
  7. Cuando estén a temperatura ambiente ya los puedes tapar con sus tapas o papel film y meterlos en la nevera.

NOTAS

  • Los yogures caseros caducan mucho antes que los comerciales, debes consumirlos en el plazo de 8-10 días.
  • La densidad y acidez del yogur dependen de la temperatura y el tiempo, como siempre decimos, experimenta hasta que salgan a tu gusto.
  • Puedes guardar 1 yogurt para utilizarlo como fermento en la siguiente remesa (como máximo puedes reutilizar 3 veces). Después de esas 3 veces tendrás que poner un nuevo fermento o yogur.
  • No es necesario calentar la leche para hacer yogures, si no lo haces recuerda que el tiempo de fermentación será algo mayor.
  • Si calentamos la leche debemos dejar que baje de los 40-45ºC para no matar las bacterias lácticas de nuestro yogur y quedarnos sin probióticos.
  • Mientras tengamos los yogures fermentando en la yogurtera, debemos procurar no moverla para no interferir en el proceso.

¿Cuánto se tarda en hacer yogur en la máquina yogurtera?

El yogurt suele estar en el rango de las 8-12 horas, todo depende del tipo de leche que utilicemos, de la consistencia más o menos cremosa que busquemos y la acidez. Según el tipo de yogurtera que tengamos, el yogur hecho con leche entera suele tardar unas 8 horas, con leche semi unas 9-10 y con leche desnatada o vegetal, 12 horas. También influye si añadimos espesante y/o leche en polvo que ayudarán a la consistencia.

Recetas de yogures

Beneficios de comer yogur casero

Los yogures industriales contienen grandes cantidades de azúcares, conservantes y colorantes, por lo que no es aconsejable consumirlos si quieres cuidar de tu salud. Aquí te enumeramos brevemente los beneficios de consumir yogurt casero:

  • Aporta calcio, magnesio y fósforo; minerales esenciales para mantener tus huesos sanos.
  • Es una buena fuente de vitamina D, potasio y vitamina B12.
  • Los probióticos del yogur mejoran la digestión. Y si bien los nutrientes del yogur son buenos para todos, su mezcla de carbohidratos y proteínas, lo hace ideal para deportistas, jóvenes, niños y ancianos.
  • Regula la circulación sanguínea y un yogur al día puede reducir el riesgo de diabetes tipo 2.
  • Contribuye a la recuperación de los músculos después de hacer deporte y el potasio que contiene ayuda a recuperar electrolitos importantes para la fibra muscular.
  • Fortalece nuestro sistema inmunológico previniendo infecciones. Comer un yogurt al día puede disminuir la incidencia de infecciones vaginales.
  • Regula la acidez estomacal y alivia la intolerancia a la lactosa, gracias a los lactobacilos presentes en el yogur que digieren gran parte.
  • Los probióticos pueden reducir el colesterol en la sangre y aliviar las alergias.
  • Estabiliza la flora intestinal evitando las diarreas.
  • Previene el desarrollo de bacterias dañinas en el intestino.
  • Reemplazar ciertos alimentos por yogur (con el mismo contenido calórico), ayuda a perder peso.
  • Comer un yogur al día hace que nuestras células T sean más activas y fuertes, lo que ayuda a prevenir resfriados.
  • Ayuda a prevenir la caries gracias al ácido láctico del yogur.
  • Para uso externo es perfecto para nuestra piel. Como mascarilla facial (añadiéndole al yogur unas 10-12 gotas de limón y una cucharadita de miel), aclara las manchas, reduce las arrugas y hace un efecto de «buena cara» inmediato (prueba a hacerte esta mascarilla facial 3 días seguidos, te encantará el resultado ;)).

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 5 Promedio: 4.6)