Yogurtera sin electricidad: Descubre cómo hacer yogur casero sin necesidad de enchufes

yogurtera sin electricidad

La preparación de yogur en casa se ha convertido en una tendencia en crecimiento, ya que muchas personas buscan opciones más saludables y sostenibles en su dieta diaria.

Una de las formas más populares es utilizando una yogurtera eléctrica, pero ¿y si te dijera que puedes disfrutar de un delicioso yogur casero sin necesidad de enchufes ni electricidad?.

En este artículo te hablaremos de las yogurteras sin electricidad, una alternativa que no solo te permitirá disfrutar de yogur fresco en casa, sino que también contribuirá a reducir tu huella de carbono y aumentar tu independencia energética.

IR DIRECTAMENTE A LA RECETA

¿Qué es una yogurtera sin electricidad?

También conocidas como yogurteras ecológicas o manuales, son unos ingeniosos dispositivos diseñados para permitir la fermentación del yogur de manera completamente autónoma, sin depender de la energía eléctrica. Su diseño es muy sencillo y su funcionamiento también.

Componentes de una yogurtera manual:

  1. Envoltura aislante: Es la parte exterior de la yogurtera y está diseñada para mantener una temperatura constante en el proceso de fermentación. Puede estar hecha de materiales como espuma, cerámica o incluso neopreno.
  2. Recipiente o contenedor: Va dentro de la envoltura aislante y es donde se coloca la mezcla de leche y yogur o fermento. Puede ser un frasco de vidrio, una jarra o cualquier otro recipiente apto para alimentos que tenga una tapa hermética.

Cómo funciona:

  • Preparamos la mezcla: Primero preparamos la mezcla de yogur que generalmente consiste en leche y cultivos de bacterias probióticas. Esta mezcla se vierte en el contenedor interior y cerramos la tapa.
  • Aislamiento térmico: Colocamos el recipiente dentro de la envoltura aislante.
  • Fermentación natural: Las bacterias probióticas en la mezcla de yogur empiezan a hacer su trabajo, convirtiendo la leche en yogur. La temperatura constante en el interior de la envoltura aislante es esencial para que este proceso de fermentación ocurra de manera eficiente.
  • Tiempo de espera: El yogur necesita tiempo para fermentar, generalmente 12-14 horas, siempre dependiendo del dispositivo, la receta y las condiciones.

Ventajas e inconvenientes de las yogurteras manuales

Utilizar una yogurtera que no consuma electricidad es una opción bastante atractiva pero no siempre se adapta a nuestras necesidades. Antes de decantarnos por esta opción, debemos valorar los pros y los contras.

Ventajas

  • Sostenibilidad ambiental: Contribuye a la reducción de la huella de carbono al no requerir electricidad para su funcionamiento.
  • Portabilidad: Ideal para llevar a acampadas o lugares sin acceso a la red.
  • Independencia energética: Podemos preparar nuestro yogur casero en mitad de la nada si nos apetece, aunque siempre necesitaremos una fuente de calor para preparar la mezcla.
  • Ahorro energético: Aunque casi todas las yogurteras eléctricas convencionales tienen un consumo energético mínimo, puede ser un punto a favor para ahorrar en la factura de la luz a largo plazo.

Inconvenientes

  • Tiempo de fermentación: El proceso puede ser más largo en comparación con las yogurteras eléctricas.
  • Menos control de temperatura: Durante el tiempo de fermentación puede variar la temperatura según las condiciones climatológicas de nuestro entorno y eso podría afectar a la textura y sabor de nuestro yogur.
  • Siempre necesitaremos una fuente de calor: Tenemos que calentar la mezcla antes de «incubarla» y en según que yogurteras, también tendremos que calentar agua para meter en la envoltura aislante.
  • Capacidad limitada: Al ser más pequeñas para facilitar su transporte, su capacidad es más reducida y suele ser hasta 1 litro de yogur, lo que podría ser un inconveniente si necesitas preparar más cantidad o simplemente no quieres estar preparando a diario.

Pasos para hacer yogur en una yogurtera ecológica

Antes de preparar el yogurt tenemos que asegurarnos de que el recipiente esté completamente limpio para evitar la proliferación de bacterias.

Ingredientes:

  • Leche
  • Yogur, yogur en polvo o fermento

Preparación:

Los pasos son muy simples:

  • Mezclar la leche con el yogur y fermento en las cantidades que indica el fabricante de la máquina
  • El resto dependerá de cada yogurtera y viene indicado en las instrucciones: en algunos casos se calienta la mezcla y en otros no hace falta y solo hay que calentar el agua que va en el recipiente exterior.
  • Una vez terminado el tiempo de fermentación, guarda el recipiente interior en la nevera (con su tapa) o reparte la mezcla en tarritos de cristal con tapa para evitar que se contamine.

Mantenimiento y cuidado de tu yogurtera portátil

  • Limpieza: Después de cada uso, asegúrate de limpiar a fondo todas las partes de tu yogurtera, incluido el recipiente y la envoltura aislante. Utiliza agua tibia y jabón suave para eliminar los residuos de yogur y bacterias probióticas.
  • Evitar Impactos y Daños: Manipula tu yogurtera con cuidado y evita golpes o caídas que puedan dañar la envoltura aislante o el recipiente. Trata tu yogurtera con cariño para prolongar su vida útil.

Conclusión

Las yogurteras sin electricidad ofrecen una alternativa ecológica y versátil para disfrutar del yogur casero.

Aunque presentan algunos desafíos, como los tiempos de fermentación más largos o la temperatura, su capacidad de funcionar sin electricidad y su contribución a la sostenibilidad ambiental hacen que esta opción sea atractiva para aquellos que buscan un yogur fresco y saludable de manera más consciente.

Ya sea con una yogurtera sin electricidad o con una eléctrica, la preparación de yogur casero sigue siendo una opción deliciosa y muy beneficiosa para nuestra salud.

yogurtera portátil

Te puede interesar: Las Mejores Yogurteras sin Electricidad

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 4 Promedio: 4.8)